Tlfno: 657 274 257/ 952 491 967 | Horario de la sede: Lunes – Viernes de 9:00 a 14:00h, de Lunes a Jueves también por las tardes de 16:00 a 19:00h
donaciones

Testimonio familiar

Una vez leí que un verdadero acto de generosidad siempre genera otro, y otro, creando así una ola imparable de bondad.

Son muchas las asociaciones, fundaciones, centros de ayuda de diversas causas dedicadas a apoyar a personas que pasan por algún tipo de dificultad. Siempre he sentido la necesidad y el deseo de colaborar y aportar a la sociedad, pero, ¿qué tengo yo que pueda ofrecer? Si tuviera más dinero podría… si tuviera más tiempo podría….si tuviera un talento especial podría…. Nunca veía ni cómo ni cuándo podría ayudar en algo o a alguien, centrándome sólo en ser buena persona y querer a todos aquellos que me rodean y simplemente seguir viviendo mi vida.

De repente un día la palabra cáncer deja de ser algo que le sucede a la gente para ser diagnosticado a tu madre. Para mí, lo peor fueron los primeros días, esos donde toca investigar para ver con qué tenemos que lidiar. Sucede una ola de emociones, pero no quiero que ésta sea una carta de tristeza sino todo lo contrario, una carta de esperanza. Ella decidió que aceptaba la situación y que no se iba a preocupar, sino a ocupar y la frase que más me impactó cuando se la dijo a su doctora: “Haga usted lo necesario para que pueda seguir por aquí el máximo tiempo posible y punto, no pasa nada, a vivir lo que nos quede, pero una cosilla….¿me puedo echar el tinte? Se puede tener cáncer pero no estar fea”. Y lo consiguió, y está sana y lo que quería, guapísima.

Quise quedarme de esa vivencia con el aprendizaje que me dejó que no fue poco, pero la vida, llena de aventurillas nos tenía preparada otra, en este caso de mi pequeña sobrina. Cuando pasa algo así a una familia, cuando se trata de un niño la cosa es diferente, y dura, muy dura.

De nuevo hubo que ponerse el traje de súper heroína y salir ahí a luchar y a seguir caminando, porque sí, hay que continuar, aunque haya días malos, días peores, días esperanzadores y días gloriosos cuando ves mejoría.

Esa situación se vivió y en este caso, como suceden en los cuentos de hadas, fuimos tocados por el amor divino y mi pequeña sobrina, ya no es tan pequeña porque sigue creciendo fuerte, sana y preciosa. Pero ¿cómo ocurren los finales felices en los cuentos que leímos de niños? La princesa nunca vence al mal sola, siempre tiene a unos enanitos que la ayudan y la cuidan, a un príncipe rescatador o a un hada madrina que le concede sus deseos…En nuestro caso esas hadas madrinas se nos presentaron en forma de personas maravillosas capaces de dedicarnos su tiempo, su amor, su cariño, de darnos un gigante abrazo cuando las fuerzas flaqueaban, todo a cambio de nada, que ¿quiénes son? UN SÍ POR LA VIDA, y todas las personas que están detrás de esas letras, personas con esas capacidades extraordinarias capaces de crear amor en medio de tanta incertidumbre. Y de repente un día llegó mi momento de colaborar, de dar algo que pudiese ayudar un poquito, pero como decía al principio de mi carta, no tengo nada….un momento….sí tengo, tengo un pelo que todo el mundo me dice que es muy bonito, así que mi hermana, que además de ser la madre de la heroína es peluquera me lo cortó, y lo dimos a la asociación, para que de ese modo se pueda hacer una peluca con él y que pueda ayudar a que otra persona se sienta guapa en tanto que le vuelve a crecer su pelito.

Al final sí tenía algo que podía aportar, y aunque el agradecimiento es infinito y no creo que pueda devolver todo lo recibido, espero seguir encontrando formas de poder contribuir con ellos, porque creo y siento que todo aquel que quiera puede convertirse en un hada madrina para alguien. Yo elijo ser un hada….ahora en prácticas claro, en tanto sigo aprendiendo.

Mi más sincero agradecimiento y amor a Un sí por la vida, porque la vida merece la pena, sí, pero vivirla con amor.

 

 

 

SOBRE “UN SÍ POR LA VIDA”

Un Sí Por La Vida- Unidos Contra El Cáncer es una asociación cuyo objetivo fundamental es ayudar a los enfermos de cáncer y sus familiares. Desde su fundación en junio de 2014, son muchas las actividades que llevan a cabo de manera cotidiana, desde apoyo psicológico, reiki, manualidades, desfiles de moda, torneos de golf, risoterapia, mindfullnes, conferencias y cenas benéficas, hasta programas de salud, como “Por Un Millón de Pasos”, que fomenta la actividad física; “Yo también dejé de fumar”, para ayudar a dejar el tabaco; o el programa de prevención del cáncer impartido en los colegios de la Comarca del Guadalhorce, entre otras.

 

 

Dónde estamos

La sede se encuentra en : C/ Esperanza Local 3
29120 Alhaurín el Grande – Málaga
Teléfono: 657 274 257 / 952 49 19 67
Teléfono de voluntariado: 685 189 258
Email de contacto: info@unsiporlavida.es

 

Te invitamos a que nos sigas en nuestros canales de información en las RR.SS.